Remedios para el vómito

Los vómitos se presentan con regurgitaciones del contenido del estómago que pueden ir antecedidos de ansias y náuseas, inclusive si no se ha ingerido ningún alimento, por eso aquí vamos a mostrarte los mejores remedios para el vómito.

Publicidad

Normalmente, los vómitos son la consecuencia de una mala digestión o afecciones gástricas e intestinales, aunque también pueden apuntar a otros tipos de enfermedades más severas y delicadas.

Para prevenir el vómito y aliviar las ansias, es prudente cumplir un régimen alimenticio contentivo de alimentos ligeros,  evitando comer otros alimentos que puedan provocar un gran esfuerzo a los jugos gástricos estomacales.

Destacando que cuando se produce el vómito es porque el organismo está avisando que algo anda mal y automáticamente se produce la expulsión oral del contenido estomacal, causando una gran molestia a la persona.

Las náuseas son las generadas por la sensación de vomitar, aunque la verdadera gestión del vómito es cuando se produce la expulsión agresiva del contenido estomacal por la vía oral y, seguidamente a esta acción, se produce una reacción del organismo que son los gases, las puntadas abdominales y la acidez estomacal, entre otras sintomatologías.

Los remedios para el vómito comprenden la administración de medicamentos antivomitivos que pueden ser suministrados por vía oral (boca) o intravenosa (venas). Aunque también existen remedios caseros que ayudan aliviar y calmar los malestares que produce la acción de vomitar.

Causas más frecuentes del vomito

Entre las causas más frecuentes del vómito se tienen las que se describen a continuación.

La mala digestión

La mala digestión tiende a ser el síntoma  más frecuente que origina los vómitos en diferentes grupos etarios.

Suele suceder al ingerir aquellos alimentos que no son compatibles con el organismo de la persona, también como resultado de una ingesta excesiva, aunado a la deshora de la comida, logrando producir malestar general y en diferentes tipos de circunstancias particulares vómitos.

Bajo estas circunstancias, se produce de forma espontánea expulsar los últimos alimentos que hayan dado lugar a la mala digestión, después de esto al cabo de transcurrir un tiempo la persona se siente mejor y no tiene que tomar tratamiento para solventar la mala digestión.

 

Intoxicación por la ingesta de alimentos

Intoxicarse por la ingesta de alimentos conduce a la acción espontánea de vomitar, esto tiende a suceder por la entrada de toxinas en el cuerpo, cuando se trata de una intoxicación producida de forma accidental, como por ejemplo el consumir algún alimento vencido o en malas condiciones, o por beber de forma desproporcionada bebidas alcohólicas.

Dependiendo de la gravedad de la intoxicación, se requerirá un procedimiento médico que consista en la desintoxicación que suele administrase en los casos de excesiva ebriedad.

Igualmente, son una causa de intoxicación las alergias alimentarias que producen vómitos, ya sea de forma accidental o por ignorancia del individuo de que ese producto o alimento su organismo no lo tolera y le hace daño.

La gestación

En el trascurso de la gestación, principalmente los primeros tres meses, en algunos casos tienden a ser recurrentes las ansias diurnas que  vienen seguidas de vómitos, y esto puede ser repetitivo durante todo el día.

En algunos casos de  mujeres en estado de gravidez, viene siendo una condición que depende sea la gravedad del caso pudiese perturbar al bebé es por ello que la mujer si persiste este síntoma debe acudir al médico especialista para su control.

Infecciones intestinales

La infección gastrointestinal puede ser originada por microbios, virus o protozoos, pudiendo ocasionar indicios como malestar estomacal (diarrea), vértigos, vómitos, dolencia estomacal y  falta hidratación.

El procedimiento habitualmente reside en reducir las sintomatologías con reposo, abundantes líquidos y una buena dieta alimenticia.

Pero, en ciertos casos, si se presenta una infección bacteriana, debe acudir al médico para que le recete un antibiótico para tratarla.

Remedios para el vomito

A continuación, explicaremos algunos de los remedios caseros más efectivos para prevenir el vómito

Suero casero

El suero casero viene siendo una excelente alternativa  y  un remedio natural preparado en casa. Para recobrar los minerales derrochados mientras se ejecuta la acción del vómito, es importante ingerir suero.

Se logra crear de forma rápida, con sólo colocar en un vaso de vidrio con agua purificada una cucharadita de sal, azúcar y bicarbonato y, si es su gusto, agregue zumo de limón.

Se debe ingerir en pequeñas porciones en el trascurso del día para lograr recobrar los minerales que se han desperdiciado.

Sorber hielo

Sorber hielo en cubos también es una buena opción. Un  cubito de hielo le auxiliará e impedirá las náuseas y las ganas  de  vomitar. Es aconsejable sorber o chupar el hielo durante un tiempo de 5 minutos y, si vuelven las ganas de vomitar, repita nuevamente la acción.

Otra opción sería preparar helados en cubitos de hielo de frutas de su preferencia y así minimizar el gusto desagradable que queda luego de haber vomitado.

Zanahoria y patata

Los remedios a base de zanahoria ayudan  a luchar contra la gastroenteritis, hidratan, evitando los padecimientos gástricos y haciendo posible su asimilación.

Licúa zanahoria, agua y patata, luego cuélala y sírvete. Es aconsejable tomar por lo menos tres veces a diario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*